Adaptarse a un mundo distinto: Entrevista con el presidente de la CMF

Posted on Vie, 12 Mar 2021, 15:30

Responsive image

c

El Sr. Francisco Javier Trujillo Arriaga es el punto de contacto de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) para México y director general de cuestiones sanitarias y fitosanitarias (SFS) del mismo país. Desde 2018, ocupa el cargo de presidente de la Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF), el órgano de gobierno de la CIPF responsable de adoptar las normas internacionales para las medidas fitosanitarias. La decimoquinta sesión de la CMF, que tendrá lugar la próxima semana, pondrá fin al extraordinario mandato de tres años del Sr. Trujillo como presidente de la CMF, un periodo en el cargo lleno de éxitos y desafíos. "Mantener la continuidad del trabajo de la CMF en este último año ha sido un reto", ha admitido. Durante el último año de su mandato, el Sr. Trujillo se ha enfrentado a una crisis mundial sin precedentes cuyos efectos han afectado inevitablemente al trabajo de la comunidad fitosanitaria mundial.

"Responsabilidad y adaptabilidad son las palabras clave para gestionar eficazmente la crisis de la COVID-19 y superar este momento único que estamos viviendo", afirmó. Sin embargo, a pesar de todos los desafíos que esta crisis ha traído consigo, para el presidente de la CPM el brote de la COVID-19 ha contribuido a la concienciación mundial sobre los riesgos sanitarios (y fitosanitarios) asociados al movimiento internacional de personas, y sobre la importancia de adoptar medidas preventivas para mitigar y contener la dispersión del virus a nuevas zonas. En un mundo globalizado en el que crece a gran velocidad el volumen de personas, mercancías y vehículos que se desplazan, sin tener en cuenta los posibles efectos del cambio climático en los ciclos vitales y la dispersión de las plagas, los riesgos para la sanidad vegetal son una preocupación creciente. "Al prevenir la propagación e introducción de plagas y enfermedades de las plantas en todo el mundo, los gobiernos, los agricultores y otros actores de la cadena alimentaria -como el sector privado- garantizarán el acceso a una alimentación de calidad y evitarán pérdidas de miles de millones de dólares", subrayó el Sr. Trujillo.

La adopción de medidas de mitigación es clave para limitar los riesgos sanitarios y fitosanitarios asociados al comercio y los viajes internacionales. Pero para ello es necesario que las acciones nacionales tengan en cuenta "las políticas estandarizadas y los mecanismos internacionales aplicados a nivel regional y mundial. No solo vivimos en la época de la pandemia y la emergencia sanitaria mundial, sino también en la era de la digitalización masiva, la revolución tecnológica, los nuevos acuerdos y vías comerciales y la crisis medioambiental. En este nuevo escenario, la cooperación internacional y la armonización de acciones es esencial. Para adaptarse a esta nueva situación, México ha empezado a aceptar certificados fitosanitarios electrónicos para seguir garantizando el suministro de alimentos seguros durante la crisis de la COVID-19", explicó el Sr. Trujillo. "En un mundo completamente digitalizado, en el que la digitalización no se refiere únicamente a la tecnología, sino también al cambio de mentalidad de las personas, la certificación electrónica es una realidad", añadió.

Al reflexionar sobre los tres principales logros de su mandato, el Sr. Trujillo declaró: con la proclamación del Año Internacional de la Sanidad Vegetal, "por fin se ha reconocido la importancia de las plantas sanas para la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible"; los avances en la certificación electrónica, que la CMF promovió desde 2011; y el aumento de los recursos presupuestarios de la CIPF con cargo al programa ordinario de la FAO. "Durante muchos años, la Secretaría de la CIPF ha luchado por conseguir una financiación sostenible para llevar a cabo su trabajo. Hoy, esta asignación adicional permitirá a la Secretaría de la CIPF asistir a la comunidad de la CIPF en el desarrollo de normas fitosanitarias para productos y vías, la digitalización de los certificados fitosanitarios, la aplicación de las normas de la CIPF y el desarrollo de capacidades", añadió.

El presidente de la CMF añadió: "Cada Organización Nacional de Protección Fitosanitaria debe contar con la capacidad operativa, económica y científica para estar atentos y actualizados sobre los riesgos fitosanitarios, detectar oportunamente las plagas y posteriormente establecer acciones de contención y erradicación de las mismas". Por último, el Sr. Trujillo reconoció que la CMF es el único foro mundial facultado para abordar esos desafíos cruciales. "La adopción del nuevo Marco Estratégico 2020-2030 de la CIPF contribuirá, sin duda, a establecer nuevas prioridades y a facilitar la transición hacia este escenario de mutación global", concluyó.

Para más información sobre la próxima decimoquinta reunión de la Comisión de Medidas Fitosanitarias, consulte el siguiente enlace: https://www.ippc.int/es/cpm-sessions/cpm-15/

Share this news

Subscribe

  • Don't miss the latest News

    If you have already an IPP account LOGIN to subscribe.

    If you don't have an IPP account first REGISTER to subscribe.