El control de la plaga de langostas del desierto y su amenaza para la seguridad alimentaria

Posted on Jue, 01 Abr 2021, 13:29

Responsive image

©FAO/ Sven Torfinn

Roma, 1 de abril de 2021. La langosta del desierto (Schistocerca gregraria) se considera la plaga migratoria más destructiva a nivel mundial. Por su capacidad de migrar a grandes distancias y aumentar rápidamente su número, la langosta del desierto supone una amenaza potencial para la sanidad vegetal, la agricultura y el sustento de una décima parte de la población mundial. Un solo kilómetro cuadrado de enjambre puede contener hasta 80 millones de adultos con capacidad para consumir en un día la misma cantidad de alimentos que 35 000 personas. Cada tres meses, la plaga también puede multiplicarse por 20 con cada nueva generación, por lo que puede llegar a cubrir un área tan grande como el 20% de la superficie terrestre.

Desde principios de 2020, África Oriental se enfrenta a la peor plaga de langostas del desierto en más de 70 años. A partir de 2018, el clima inusual, como las lluvias, los ciclones y las inundaciones, ha permitido la reproducción masiva de la plaga en el este de África, el suroeste de Asia y la Península Arábiga. En particular, Etiopía, Somalia y Kenya han sido los países más afectados. La FAO ha estado trabajando con los países afectados para llevar a cabo una vigilancia continua, operaciones de control terrestre y aéreo, evaluaciones de impacto y acciones en materia de medio ambiente, salud y seguridad, con el fin de frenar la propagación de la plaga en todo el mundo.

Desde la creación del Comité mundial de lucha contra la langosta del desierto de la FAO en 1955, la Organización ha asumido un papel global en la coordinación de la gestión de la langosta del desierto. Su Servicio de Información sobre la Langosta del Desierto lleva siete décadas proporcionando alertas tempranas y previsiones a los países afectados y a sus socios. Las tres comisiones regionales de la FAO sobre la langosta del desierto fortalecen las capacidades nacionales en 30 países afectados por la plaga, desde África occidental hasta el suroeste de Asia. “La FAO, junto con los países afectados, ha adoptado una estrategia preventiva de lucha contra la langosta para hacer frente a los problemas de esta plaga de forma sostenible”, aseguró el Sr. Shoki Al-Dobai, oficial superior de Agricultura de la Dirección de Producción y Protección Vegetal de la FAO, durante la sesión de clausura de la 15ª Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF-15). "Esta estrategia consiste en la vigilancia permanente de las poblaciones de langostas en sus hábitats primarios para permitir una alerta temprana y una reacción precoz y oportunas con operaciones de control bien definidas", explicó.

La prevención de la langosta del desierto es el principal pilar del Plan Mundial de Respuesta a la Langosta del Desierto de la FAO para limitar la propagación de la plaga a nuevas zonas. Las comisiones regionales trabajan en la implementación de la estrategia de control preventivo promoviendo el establecimiento de unidades nacionales autónomas contra la langosta del desierto y fortaleciendo las capacidades nacionales de sus países miembros en materia de estudios y alerta temprana, creación de informes, control preventivo, formación, planes de contingencia, así como normas de seguridad humana y medioambiental, explicó el Sr. Al-Dobai en la CMF-15.

"Imagínense que hace unos 70 años el sistema de alerta temprana consistía en encuestas a camello y transmisión de datos por correo. Sin duda, hemos avanzado mucho y me complace también mucho compartir hoy con ustedes estos emocionantes avances", subrayó el Sr. Al-Dobai. En la actualidad se utilizan tecnologías y soluciones innovadoras, como los drones de larga distancia, los datos de campo en tiempo real, el GPS, las herramientas digitales, las consolas y las plataformas, para vigilar, cartografiar, registrar, prever e informar sobre la situación mundial de la langosta del desierto. Estudios recientes sobre el terreno muestran que las infestaciones de langostas están disminuyendo a un ritmo constante en África Oriental debido a las operaciones de control en curso y a la ausencia de lluvias y de nuevos ciclos de reproducción. Dado que no se pronostican lluvias significativas en las próximas semanas, se espera que esta tendencia continúe, lo que podría llevar al colapso del rebrote de 2019-2021.

Para más información, lea la presentación sobre el rebrote de langostas del desierto y la respuesta de la FAO.

.....

Share this news

Subscribe

  • Don't miss the latest News

    If you have already an IPP account LOGIN to subscribe.

    If you don't have an IPP account first REGISTER to subscribe.