Mensaje del Sr. Avetik Nersisyan, funcionario encargado de la Secretaría de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, con motivo del Día Internacional de la Diversidad Biológica de 2021

Posted on Sáb, 22 May 2021, 06:00

Responsive image

Un planeta sin diversidad biológica es un planeta en peligro.

Desde las plantas al suelo, pasando por los polinizadores y los animales, hasta la alimentación y la agricultura, el valor de la biodiversidad es inconmensurable. Como organizaciones internacionales y agencias de la ONU, es nuestro deber garantizar que nuestro medio ambiente sea sano, diverso y esté protegido. Es fundamental adoptar ahora medidas concretas para preservar la biodiversidad a fin de construir un mundo mejor y más sostenible para el futuro. Es hora de darse cuenta de que "somos parte de la solución" y ahora es el momento de actuar en favor de la naturaleza. Las amenazas a nuestros diversos ecosistemas están a la vuelta de la esquina. Las actividades humanas y el cambio climático han contribuido y pueden contribuir cada vez más a poner en peligro la naturaleza y la biodiversidad. Tan diminutas e insospechadas como letales y voraces, las plagas vegetales invasoras provocan el declive de la biodiversidad en todo el mundo y son responsables de la pérdida de hasta el 40% de los cultivos alimentarios mundiales cada año. Suponen una gran amenaza para la sanidad vegetal, el medio ambiente y la seguridad alimentaria. La evaluación mundial de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) reconoció que las plagas y otras especies exóticas invasoras son uno de los principales responsables de la pérdida de biodiversidad mundial, y limitar su propagación es nuestra misión global.

Como una de las convenciones relacionadas con la biodiversidad, la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, a la que represento hoy aquí, tiene como objetivo prevenir la introducción y la propagación de plagas invasoras en nuevas zonas, estableciendo una serie de normas internacionales para las medidas fitosanitarias. Cuando son aplicadas por los países, estas normas de la CIPF ayudan a proteger los recursos naturales y agrícolas, y a preservar la biodiversidad en todo el mundo.

El uso masivo de plaguicidas peligrosos también está contribuyendo a la degradación de la biodiversidad y al deterioro de nuestros ecosistemas. Además de las plagas y enfermedades de las plantas, los productos químicos peligrosos eliminan muchos organismos buenos, polinizadores y enemigos naturales que ayudan a combatir las amenazas invasoras y a mantener el equilibrio de nuestros ecosistemas naturales. La gestión integrada de plagas, con el uso de bioplaguicidas y otros métodos respetuosos con el medio ambiente, en combinación con la aplicación de las normas internacionales sobre medidas fitosanitarias, puede marcar seriamente la diferencia y evitar daños directos al medio ambiente.

Nunca ha sido tan evidente como ahora lo mucho que dependemos de la naturaleza y lo mucho que le debemos. La pandemia de la COVID-19 ha demostrado la profunda interconexión entre los seres humanos y la naturaleza. Nuestra salud depende estrechamente de la salud del planeta en el que vivimos, y es nuestra responsabilidad común hacer de nuestro mundo un lugar sano y seguro. A través de nuestras acciones, nuestras elecciones, nuestras actividades podemos marcar la diferencia y ser una gran fuente de beneficios para la naturaleza. Las soluciones que buscamos están en la naturaleza, y proteger las plantas significa proteger la vida.

¡Feliz Día Internacional de la Diversidad Biológica a todos!

.....

Share this news

Subscribe

  • Don't miss the latest News

    If you have already an IPP account LOGIN to subscribe.

    If you don't have an IPP account first REGISTER to subscribe.