El Año Internacional de la Sanidad Vegetal en la Cumbre sobre el Clima de las Naciones Unidas

Publicado on Mar, 17 Dic 2019, 16:14

Responsive image

Los oradores principales del acto colateral «Hacia el Año Internacional de la Sanidad Vegetal en 2020: proteger las plantas, proteger la vida» en la CP25 en Madrid (España) @FAO

Madrid, 10 de diciembre de 2019 - El Gobierno de Tonga, con la colaboración de la Secretaría de la CIPF, organizó un acto colateral en la vigésimo quinta sesión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CP25) en Madrid (España). Uno de los objetivos principales del Año Internacional de la Sanidad Vegetal (AISV) 2020 es concienciar sobre la importancia de la salud de las plantas para cumplir con la Agenda 2030 para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluido el ODS sobre la Acción por el clima. La sesión titulada: «Hacia el Año Internacional de la Sanidad Vegetal en 2020: proteger las plantas, proteger la vida», exploró cómo el cambio climático está afectando a la salud de las plantas y qué se puede hacer para protegerlas, en particular en las Islas del Pacífico. Los oradores principales y los expertos de la FAO, de la CIPF y del Gobierno de Tonga abordaron esos temas fundamentales en la Cumbre sobre el Clima de la ONU. La sesión fue moderada por el Sr. Paula Pouvalu Ma’u, presidente ejecutivo del Ministerio de Meteorología, Energía, Medioambiente, Cambio climático y Comunicaciones de Tonga.

En el discurso inaugural, el Sr. René Castro, subdirector general de la FAO del Departamento de Clima, Biodiversidad, Tierras y Aguas, señaló que las interrelaciones entre la salud vegetal y el cambio climático están creando nuevos desafíos para la comunidad científica y los gobiernos. «Vincular la salud vegetal con el cambio climático no es un ejercicio estilístico: existen evidencias de que el cambio climático reduce la resistencia y la capacidad de recuperación de las plantas frente a las plagas y las enfermedades», afirmó. «Necesitamos fortalecer los sistemas fitosanitarios que pueden predecir y mitigar los efectos del cambio climático sobre la protección y producción de los cultivos, además de mejorar la investigación sobre la salud vegetal y el cambio climático para fundamentar las decisiones políticas», remarcó el Subirector General de la FAO.

Por otro lado, el Sr. Arop Deng, jefe de equipo de Integración y Soporte de la Secretaría de la CIPF explicó cómo la CIPF está trabajando para garantizar la salud vegetal en todo el mundo, y cómo el trabajo de la CIPF respalda firmemente los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU de 2030 núms. 13 y 15 sobre la Acción por el clima y la Vida de ecosistemas terrestres, respectivamente. En particular, la inclusión de una agenda de desarrollo específica para evaluar el impacto del cambio climático sobre la salud vegetal en el nuevo Marco estratégico de la CIPF 2020-2030 es una evidencia de la importancia que la CIPF otorga al tema. En su alocución, el Sr. Deng ilustró la relación existente entre el cambio climático, la salud vegetal y el crecimiento económico. Informó que la FAO estima que, por causas atribuibles a las plagas, se pierden cada año 220 mil millones de dólares de comercio en productos agrícolas.

Para concretar más aún el tema, el Sr. Ralf Lopian, presidente del Comité Directivo Internacional del AISV, hizo una presentación sobre los aspectos científicos de cómo el cambio climático podría afectar a la distribución y epidemiología de las plagas. Basándose en el ejemplo del escarabajo del pino de montaña, (Dendroctonus ponderosae), un escarabajo de la corteza que afecta a los pinos de los bosques del oeste de América del Norte, explicó que el cambio climático será probablemente el responsable de su rápida propagación al norte y al este de Canadá. También explicó que el hambre y el cambio climático están entre los principales motivos que conducirán a la indigencia económica, las migraciones masivas y posiblemente a la guerra. Las políticas de salud vegetal deberían fortalecerse a nivel internacional y nacional para ayudar a evitar estos efectos.

Los efectos del cambio climático sobre la salud vegetal pueden ser más devastadores cuando se trata de islas pequeñas y remotas que dependen principalmente de la agricultura, como son las Islas del Pacífico. Como abordó el Sr. Villami Kami, director general adjunto del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Tonga, los gobiernos de las Islas del Pacífico necesitan actuar urgentemente para prevenir la propagación de enfermedades y plagas de los vegetales en sus territorios aislados, en los que la agricultura es la fuente principal de ingresos. En su presentación, proporcionó muchos ejemplos de plagas y enfermedades invasoras, citando al escarabajo rinoceronte asiático, una plaga de los vegetales que actualmente está matando palmeras y destruyendo la producción de coco en el Asia tropical y las Islas del Pacífico. Para abordar esos temas y ampliar aún más el debate, las Islas del Pacífico planean reunirse en 2020 para celebrar una conferencia regional en Fiji.

enter image description here

Oradores principales de la sesión paralela de la CP25 en el AISV realizando una foto justo después del evento @FAO

Share this news