La primera Conferencia Internacional sobre Sanidad Vegetal establece una agenda mundial sobre bioseguridad y aborda los retos de la sanidad vegetal

Posted on Mar, 20 Sep 2022, 23:59

Responsive image
  • Líderes y expertos internacionales debatirán sobre cómo abordar los principales retos en materia de sanidad vegetal.
  • Las plagas y enfermedades suponen una amenaza creciente para la seguridad alimentaria, el comercio y la biodiversidad y el comercio seguro.
  • Delegados de más de 74 países debatirán estrategias y acciones globales para proteger la vida vegetal, el medio ambiente natural y la economía mundial.

Las principales autoridades mundiales en materia de sanidad vegetal y bioseguridad se reunirán en la primera Conferencia Internacional sobre Sanidad Vegetal (IPHC), organizada conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Secretaría de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) y Defra.

Más de 500 responsables políticos, académicos y expertos de más de 74 países se reunirán en el Centro de Conferencias Queen Elizabeth II de Londres para abordar los retos actuales y futuros de la sanidad vegetal, incluyendo los impactos del cambio climático, la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente, la facilitación del comercio seguro y las nuevas vías de plagas y enfermedades, como el comercio electrónico. Del 21 al 23 de septiembre, los delegados compartirán conocimientos y debatirán sobre cuestiones científicas, técnicas y normativas a nivel mundial, junto con acciones para hacer frente a estas amenazas existenciales a nuestra sociedad, economía y medio ambiente.

La FAO, agencia de las Naciones Unidas, estima que cada año se pierde hasta el 40% de la producción mundial de cultivos a causa de las enfermedades de las plantas, lo que cuesta al comercio agrícola más de 220 000 millones de dólares, mientras que los insectos invasores causan pérdidas de al menos 70 000 millones de dólares. Los riesgos para la seguridad alimentaria, el comercio internacional, la biodiversidad y nuestro valioso entorno natural como resultado de los brotes actuales y futuros son demasiado reales. Reforzar las normas mundiales de bioseguridad, aplicar la CIPF y las normas fitosanitarias internacionales, así como fomentar una mayor colaboración internacional y aumentar la concienciación y el compromiso del público con estos retos será primordial para salvaguardar la economía y el medio ambiente mundiales para las generaciones venideras.

Nicola Spence, Directora de Sanidad Vegetal del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, declaró: "La sanidad vegetal y la bioseguridad son fundamentales para la vida en la Tierra. Las plantas proporcionan el 80% de los alimentos que comemos y el 98% del oxígeno que respiramos. En un clima cambiante, garantizar su salud y vitalidad continuas será fundamental para salvaguardar la seguridad alimentaria, un comercio internacional seguro y un entorno natural próspero para las generaciones futuras.

"El Reino Unido mantiene uno de los niveles más altos de bioseguridad en Europa, pero aún queda mucho por hacer para garantizar nuestra capacidad de recuperación en el futuro, aquí y en todo el mundo. Estoy deseando reunirme con expertos internacionales de diversas disciplinas para debatir cómo abordar los variados y crecientes retos a los que se enfrenta nuestra preciosa vida vegetal."

Jingyuan Xia, Director de la División de Producción y Protección Vegetal de la FAO, explicó:

''El cambio climático y las acciones humanas han alterado los ecosistemas y han creado nuevos nichos en los que pueden prosperar las plagas y enfermedades de las plantas. En la lucha contra las plagas y enfermedades, los agricultores deben adoptar, y los responsables políticos deben fomentar el uso de métodos respetuosos con el medio ambiente, como la gestión integrada de plagas. La aplicación de normas fitosanitarias internacionales ayuda a reducir el uso de plaguicidas y sustancias venenosas, que matan a los polinizadores, a los enemigos naturales de las plagas y a los organismos cruciales para mantener un medio ambiente sano. Esto se traduce en cultivos más sanos y con menos residuos, lo que redunda en una mejor salud humana, vegetal y animal''.

Sr. Osama El-Lissy, Secretario de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, declaró:

''La primera Conferencia Internacional de Sanidad Vegetal es un importante avance en nuestra labor de protección de las plantas ante las plagas y las enfermedades. Estamos muy contentos de asociarnos con Defra, que comparte los objetivos comunes de la FAO y la CIPF. No podemos subestimar el impacto que las plagas y enfermedades de las plantas tienen en la seguridad alimentaria mundial, los medios de subsistencia, el medio ambiente y las economías. "Para alcanzar nuestros objetivos y contribuir a la seguridad alimentaria, proteger el medio ambiente y facilitar un comercio seguro, animo a los donantes y a los gobiernos a que inviertan en la creación de capacidad fitosanitaria, la investigación y la divulgación. Mantengamos nuestros esfuerzos colectivos y tomemos medidas audaces para mantener el impulso. Cuando protegemos las plantas, protegemos nuestra salud y nuestras vidas".

A lo largo de los tres días de la IPHC, las sesiones plenarias analizarán una serie de cuestiones científicas, normativas y técnicas, entre ellas:

  • Perspectivas regionales para hacer frente a los actuales brotes de plagas y enfermedades, como la Xylella fastidiosa, el gusano cogollero del maíz y el escarabajo rinoceronte del coco.
  • Cómo aumentar el uso de certificados fitosanitarios electrónicos para que el comercio sea más seguro, rápido y barato. El desarrollo y la adopción de sistemas de alerta temprana de plagas y enfermedades para aumentar la vigilancia y la preparación ante futuros brotes.

Además, la IPHC pretende promover un cambio de comportamiento positivo mediante un mayor compromiso del público con las cuestiones de bioseguridad. Por ejemplo, la importancia de no traer a casa plantas, árboles, frutas y semillas del extranjero, ya que al hacerlo se podrían introducir o propagar inadvertidamente plagas, enfermedades y especies invasoras en nuevas zonas. Esta iniciativa está en consonancia con la larga campaña del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte "No te arriesgues", que se presentó en el stand de la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal que ganó la medalla de oro en la feria RHS Chelsea Flower Show 2022.

La protección de la salud de las plantas es fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Las plantas sanas contribuyen a lograr la seguridad alimentaria para todos (ODS 2 Hambre Cero) y promueven el consumo y la producción responsable de alimentos (ODS 12). La protección de las plantas ayuda a proteger la biodiversidad y el medio ambiente del impacto de las plagas vegetales (ODS 13 y 15), y facilita el comercio seguro, proporcionando a su vez trabajo decente e impulsando el crecimiento económico (ODS 8). La Conferencia Internacional de Sanidad Vegetal apoya la aplicación del Marco Estratégico de la CIPF 2020-2030.

Para más información, visite el sitio web de la Conferencia Internacional de Sanidad Vegetal.

Share this news

Subscribe

  • Don't miss the latest News

    If you have already an IPP account LOGIN to subscribe.

    If you don't have an IPP account first REGISTER to subscribe.