200 millones de motivos para participar en la acción mundial sobre los contenedores marítimos con el fin de bloquear la introducción del escarabajo khapra

Posted on Vie, 01 Ene 2021, 09:08

Responsive image

Restos de piel y larvas de khapra bajo la tarima de un contenedor

Roma, 30 de diciembre de 2020 – El escarabajo khapra, Trogoderma granarium, plantea una amenaza permanente al sector agrícola, incluso en los países que cuentan con sistemas de bioseguridad sólidos. La amenaza es incluso mayor cuando lo único necesario para introducir una de las plagas más serias del mundo para el grano almacenado es un contenedor marítimo.

Recientemente, varios países, entre los que se encuentra Australia, han observado grandes poblaciones del escarabajo khapra sobreviviendo en contenedores marítimos. El rastreo preliminar realizado por las autoridades indica que la contaminación de los contenedores sucedió algunos años antes de la detección como consecuencia del transporte de productos vegetales infectados procedente de un país con escarabajo khapra.

El escarabajo khapra puede sobrevivir en los contenedores de transporte como polizón o plaga contaminante durante varios años, hasta 6 años según alguna publicación científica. Debido a su tamaño pequeño, su capacidad para sobrevivir sin alimentos durante periodos prolongados y su preferencia por ocupar las ranuras, el escarabajo khapra y sus larvas pueden pasar inadvertidos bajo los suelos, las fisuras y las grietas en los contenedores de transporte. La presencia de residuos de grano y otros residuos de los contenedores pueden proporcionar una fuente de alimento para el escarabajo khapra, causando que se reactiven y salgan de la diapausa. Cuando las condiciones son favorables, las poblaciones de escarabajo pueden aumentar rápidamente y pueden contaminar productos, incluidos aquellos productos «no hospedantes» que se guardan en el contenedor.

Es muy probable que muchos contenedores contaminados sigan circulando en el ámbito comercial sin que la plaga se haya detectado aún. Cuando la contaminación se detecta, frecuentemente las mercancías infectadas ya se hayan desembalado, entrado en la cadena minorista y puede que incluso estén en los hogares. Es posible que las instalaciones que almacenan o manejan el contenedor y las mercancías contaminadas también se infecten. Además, el contenedor contaminado puede que ya se haya vuelto a embalar y trasladar localmente o al exterior. La contaminación de las mercancías exportadas tiene el potencial de impedir el acceso al mercado y poner en tela de juicio el estado del escarabajo khapra del país exportador.

Un portavoz del Departamento de Agricultura, Pesca y Silvicultura de Australia declaró: «Con un desplazamiento de 200 millones de contenedores marítimos al año a nivel mundial, el riesgo de propagación de khapra a través del traslado de contenedores es real y va en aumento. El reto al que se enfrenta el mundo es identificar qué contenedores durante los últimos años han transportado mercancías contaminadas procedentes de países donde está presente el khapra. Es fundamental llevar a cabo una acción inmediata y concertada por las Organizaciones Nacionales de Protección Fitosanitaria (ONPF) y el sector mundial para abordar este riesgo emergente con los contenedores marítimos».

Entonces, ¿cómo podemos reducir el riesgo de que el escarabajo khapra viaje de polizón en los contenedores de transporte? La solución es doble: 1) prevenir la contaminación de más contenedores marítimos, y 2) tratar los contenedores que ya están contaminados. Para frenar la contaminación, es importante garantizar que las mercancías y las ubicaciones de arrumazón estén libres del escarabajo khapra y que se utilicen contenedores limpios. Sin embargo, si tenemos en cuenta que existe la posibilidad de que la inspección no detecte los contenedores contaminados, se debería también considerar el tratamiento de los contenedores antes de cargar las mercancías, cuando sea posible. A la hora de aplicar tratamientos a los contenedores, es importante elegir una opción de tratamiento que penetre las cavidades y las juntas del suelo dado que, como se sabe, el escarabajo khapra busca y habita las fisuras, las ranuras y las grietas bajo el suelo de los contenedores marítimos.

Como primera medida, Australia introducirá a principios de 2021 medidas de urgencia para abordar el riesgo del escarabajo khapra (G/SPS/N/AUS/502/Add.3), pero la complejidad del problema y su naturaleza global dependerá de un esfuerzo mundial coordinado entre las ONPF y el sector con el objetivo de solucionarlo a largo plazo, en particular en relación con la identificación de los contenedores ya contaminados. Esto reafirma la necesidad de abordar las plagas contaminantes que se trasladan con y durante el comercio que se planteó en el borrador de recomendaciones de la CMF en 2019. Si desea compartir alguna solución que pueda ayudar a resolver esta cuestión compleja, contacte con la Secretaría del Grupo de acción sobre contenedores marítimos de la CIPF, Artur Shamilov, en [email protected]

Para obtener más información, visite también la página del Grupo de acción sobre contenedores marítimos.

.....

Share this news

Subscribe

  • Don't miss the latest News

    If you have already an IPP account LOGIN to subscribe.

    If you don't have an IPP account first REGISTER to subscribe.