Un paso más adelante en mejorar la seguridad alimentaria y facilitar el comercio

Publicado on Mié, 20 Abr 2016, 15:44

Para limitar la propagación internacional de enfermedades y plagas que dañan las plantas -procedentes de frutas, hortalizas, cereales y aun árboles- es esencial saber qué plantas utilizará una plaga para reproducirse. Estas plantas se denominan "hospederas", ya que hospedan o albergan plagas que son transportadas cuando se trasladan y comercializan plantas, con el riesgo de propagación de plagas. Hace 10 años la comunidad de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) convino en que era necesaria una norma para determinar si una fruta específica podría albergar dañinas moscas de la fruta. Se necesitaron 10 años de diálogo, proyectos y consultas antes de que se aprobara la norma internacional para medidas fitosanitarias (NIMF) sobre la determinación del estado de hospedera de la fruta para las moscas de la fruta (Tephritidae).

¿Por qué tomó tanto tiempo llegar a un acuerdo sobre esta norma, y cómo afectará a nuestras vidas?

Esta nueva norma de la CIPF incluye metodologías para la vigilancia en condiciones naturales y pruebas de campo bajo condiciones seminaturales que deberían utilizarse para determinar el estado de hospedera para las moscas de la fruta en fruta sin daños. Este es un paso importante para garantizar que el estado de hospedera de la fruta para las moscas de la fruta en todo el mundo se determine siguiendo las mismas directrices y ayudando a los países a llegar a conclusiones similares. Ahora deberán considerarse iguales las frutas no hospederas que tengan etapas fisiológicas análogas de la fruta y que procedan de países con situaciones ecológicas parecidas. Sin embargo, no fue fácil ponerse de acuerdo sobre las definiciones de los diversos tipos de hospederas y tomó años de diálogo y negociaciones intensas antes de que el mundo finalmente conviniera en una norma mundial armonizada.

El comercio de productos agrícolas es una parte vital del desarrollo internacional, pero también presenta riesgos para la salud de las plantas. Los países importadores que deseen reducir el riesgo de introducción de moscas de la fruta al importarla pueden tomar medidas para reducir este riesgo, por ejemplo, importar fruta de zonas libres de la mosca de la fruta, aplicar tratamientos a la fruta, o importar fruta que se considere no hospedera. Hasta ahora, los países a veces determinaban el estado de hospedera a partir de información antigua y dudosa, como estudios de laboratorio en los que se había expuesto las moscas de la fruta a frutos pinchados desprendidos del árbol, o donde los huevos de mosca de la fruta se habían inyectado en la pulpa de la fruta. Como las moscas de la fruta ponen sus huevos fácilmente en cualquier tipo de sustratos (¡incluso en una pelota de ping pong perforada!), los países no importaban fruta que tuviera incluso un riesgo mínimo de albergar plagas nocivas, y esto condujo muchas veces a un exceso de restricciones comerciales. La nueva NIMF aclara que, si bien las pruebas de laboratorio pueden ser suficientes para demostrar el estado de no hospedera, son inadecuadas para demostrar que una planta sí es hospedera.

El caso del aguacate Hass de México (Persea americana) es un ejemplo de la importancia de determinar correctamente el estado de hospedero. Durante decenios, México sufrió las restricciones comerciales de los países importadores que prohibían la importación de aguacates frescos por miedo a las moscas de la fruta. Los EE UU eran uno de los países que no permitían el ingreso de aguacates mexicanos en su territorio. De hecho, sólo a principios del decenio de 1990 los EE UU comenzaron a importar aguacates mexicanos, y en ese momento sólo estaban permitidos en los estados del norte más fríos, debido a que era poco probable que las moscas de la fruta se establecieran ahí. Sin embargo, en 2004, los investigadores demostraron que el aguacate Hass no era hospedero de la mosca de la fruta, y así se abrieron las puertas para permitir la expansión del territorio de importación de aguacates Hass. Hoy, los aguacates de México se importan en todos los Estados Unidos.

En todo el mundo se cosechan comercialmente alrededor de 4,5 millones de toneladas de aguacates, de los cuales más de un millón de toneladas (25%) va al comercio internacional. El valor del comercio internacional de aguacate asciende a 2,1 millones de USD, y los EE UU son el primer importador mundial, seguido por los Países Bajos, que desempeñan un papel importante como país de tránsito en el comercio internacional. Sin la correcta determinación del estado de hospedero de los aguacates para las moscas de la fruta, este comercio probablemente no habría sido posible. Así como el estado de hospedero es decisivo para el comercio internacional, desempeña un papel central en el plano nacional donde ayuda a los países a tratar con eficacia las poblaciones de moscas de la fruta. La determinación del estado de hospedero, por lo tanto, es un vehículo para promover buenas prácticas agrícolas, a la vez que facilita el comercio. En el plano reglamentario, los países en desarrollo tendrán una base legítima para exigir modificaciones a los compromisos de los países desarrollados que repercuten negativamente en su seguridad alimentaria. A fin de cuentas, la norma ayudará a garantizar la seguridad alimentaria mundial porque la introducción de moscas de la fruta será limitada, los cultivos de los agricultores serán más productivos y la disponibilidad de alimentos será más estable. Se facilitará el comercio, que a su vez generará ingresos. Los agricultores con inseguridad alimentaria, que en su mayoría necesitan ingresos del comercio y son los más vulnerables a las infestaciones de moscas de la fruta, también son los que más se beneficiarán.

La NIMF 37 sobre la Determinación del estado de hospedera de la fruta para las moscas de la fruta (Tephritidae) fue elaborada por el Grupo técnico sobre áreas libres de plagas y enfoques sistemáticos para la mosca de la fruta, el Comité de Normas de la Comisión de Medidas Fitosanitarias, las partes contratantes y las organizaciones regionales de protección fitosanitaria a través de su participación activa durante las consultas. Para obtener más información sobre las actividades de la Secretaría de la CIPF, visite www.IPPC.int. Esta NIMF se publicará en seis idiomas en www.ippc.int/en/core-activities/standards-setting/ispms/.

Este artículo fue escrito por la Secretaría de la CIPF, con la colaboración de México, los Estados Unidos y la División Mixta FAO/OIEA.

Anastrepha ludens Fruit fly

Etiquetas

Noticias

RSS / Atom